Blog

Psicología en las Redes Sociales

No somos tan distintos a una paloma que revolotea por cualquier plaza y esto lo saben todos los diseñadores de Redes sociales, para generarnos una necesidad de usar cada vez más veces  a entrar su red social y mirar nuestros muros y  “me gustas” recibidos.

Nuestro cerebro, como el de las palomas, generan dopamina, una sustancia que nos produce placer y que en exceso puede causar adicciones. Y los desarrolladores de redes sociales saben hacer que nuestro cerebro se emborrache de dopamina, para esto, se basan en el experimento del psicólogo B.F. Skinner, en el cual una paloma recibía alimento (una recompensa) cada vez que pulsaba un botón. Se demostró que si al pulsar el botón la comida se le daba de manera aleatoria (expectativa) la paloma lo pulsaba cada vez más.  Igual que ocurre con las maquinas de juego cuando nos entregan un premio, los “Me gusta” de las Redes Sociales funcionan como la recompensa, al entrar en nuestro muro no sabemos cuantos nos vamos a encontrar (expectativa) y al igual que la paloma pulsaba cada vez más el botón, las personas entramos más a nuestra red social buscando una recompensa.

Te invitamos a ver este vídeo que demuestra de forma experimental el comportamiento descrito anteriormente

Esperamos tus comentarios, opiniones y experiencias, gracias por leernos.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Call Now Button